Noticias de Canarias - http://www.revistatara.com
  Sábado, 15 de Diciembre de 2018Director: Sebastián López CastroCorreo-E: info@revistatara.com Canal Facebook Canal Twitter
 Mundo  España  Canarias  Gran Canaria  Tenerife  Lanzarote  Fuerteventura  La Palma  La Gomera  El Hierro
| ESPAÑA | OPINIÓN
Lunes, 2 de Abril de 2018 a las 10:56 horas
Estación de penitencia
Canarias - Noticias -  Opinión - Estación de penitencia
Ana Isabel Espinosa García
Escritora
Una mujer ha presentado una denuncia porque su ex – siempre presuntamente- le ha asestado con una corneta en plena jeta. No es gracioso. Es típico, no de estas fiestas sino de todas. El otro día una árbitro de fútbol narraba- vía twitter- los insultos ”regalados” en un partido que arbitraba provenientes de unas gradas repletas de menores de catorce años.

No estamos mejorando sino muriéndonos en la ignominia, sin posibilidad de resurrección porque los machistas se alimentan del odio y del miedo siempre. Son amamantados por los chistes, por los videos sexuales y las canciones de reggaetón donde nos quieren esposar a una cama para decirnos cuánto nos quieren.

El presunto de la corneta es músico en una banda procesional, pero la vio con otro y no pudo seguir la marcha porque había trastocado el paso. Dicen que lo sujetaron los mismos que procesionaban juntos en estación de penitencia. Supongo que entendieron en el acto que no hay más dolor- ni penitencia- que alguien que dijo en su día quererte te quiera golpear hoy con una corneta. Ya les digo que está por debatir en los Juzgados si hay -o no- orden de alejamiento, pero el follón se formó y es real como la violencia de género.

No lo achaquen a amor, ni a celos combinados. No es necesidad del otro, sino necedad de creer que te deben de querer cuando han dejado de hacerlo. De crueldad por dañar al que crees que quisiste de algún modo. Porque no es más que dominación, estupor, venganza y bajerío supino.

Nos costará sangre de mujer que nos hagan caso, que no se rían de chistes fáciles, misóginos donde los haya. Que no quieran ensartarnos en un banderín sacándonos los colores por la boca porque arbitramos con normalidad palpable. Que no crean que somos amazonas provocadoras de pasiones con tangas ensartados en la línea del culo porque van a burdeles para celebrar cumpleaños.

Somos iguales para asentarnos firmes sobre las plantas de los pies y recibir estocadas que duelen menos que el desprecio, la ignorancia o la dejadez de mirar para otra parte. Estación de penitencia que recorremos con los pies descalzos, con la mirada fija en dónde pararemos, en qué estación bajaremos las maletas y diremos que es nuestra casa para no volver a mirar atrás.

No será fácil, ni divertido porque los machistas se parapetan en cualquier tendido, tras las tablas de leyes tan antiguas como las violaciones, raptos y tropelías que nos quiere disfrazar la historia de amargos amores trágicos. No somos material de construcción de nada más que nuestra propia vida. Ni objetos de placer, ni de culto, tampoco muñecas hinchables de carne y hueso. Nunca diosas revenidas con pezones fuera. Ni mártires- ni vírgenes -que nunca rozaron el placer o la sensibilidad o el amor o la locura. Nada de eso.

Nos quieren borrar porque hasta ahora no hemos tenido manera de hacerles frente. Nos ignoraban porque éramos pocas y mal preparadas. Pero …¿ Y si ha llegado el momento de cambiarlo todo? Porque ahora tenemos a nuestro lado la inteligencia, los títulos, los trabajos…Lo único que nos lo impediría sería el empleo de esa técnica tan rastrera de enfrentarnos unas a otras con la envidia, los celos y la estética antes que la ética.

Una corneta puede ser el camino para encontrar el tuyo. Tu fuerza tras la tormenta en medio de una estación de penitencia. Porque ella se interpuso cuando el presunto quiso agredir al nuevo novio, por eso recibió cornada en la cara con dos entradas. Una la del que la despreciaba y otra la de todos aquellos que no hacían nada.

En los Juzgados se verá en qué termina la tragedia sin diosas de pezones aireados sino mujeres a pie de calle, ni avinagradas, ni enlutadas, sin mantillas, ni aspavientos.

Solo manos endurecidas de trabajar y coger pitos de plástico para arbitrar por mucho que a algunos se les seque el razonamiento solo de verlas.

Envíenos su comentario (sujeto a moderación)
Autor:
Email *:
Comentario:
(*) El campo Email es opcional. Si lo introduce, podremos contactar con usted en caso necesario. Su dirección de Email no se publicará en ningún caso.

Estos comentarios reflejan la opinión de nuestros lectores. Revista TARA no se identifica necesariamente con el contenido de los mismos. La empresa editora se reserva el derecho a omitir aquellos comentarios que no se ajusten a la legislación española. Los comentarios sólo serán publicados después de ser supervisados.

Compartir
Twitter Imprimir
Facebook

Las noticias más comentadas
Canarias - Noticias - Opinión - “VOX ante las municipales de mayo” “VOX ante las municipales de mayo”
2 comentarios

Canarias - Noticias - Solidaridad - Gala solidaria "Una Navidad para todos" este sábado en Carrizal Gala solidaria "Una Navidad para todos" este sábado en Carrizal
1 comentario

Servicios
Canarias - Noticias - El Tiempo
EL TIEMPO
Canarias - Noticias - Cartelera
CARTELERA
Canarias - Noticias - Sorteos
SORTEOS
Canarias - Noticias - Farmacias
FARMACIAS
Canarias - Noticias - Guia TV
GUÍA TV
Canarias - Noticias - Callejero
CALLEJERO
Canarias - Noticias - Horoscopo
HOROSCOPO
Canarias - Noticias - Traductor
TRADUCTOR


info@revistatara.com
606 794 072 Canal Facebook Canal Twitter