Noticias de Canarias - http://www.revistatara.com
  Miércoles, 21 de Abril de 2021Director: Sebastián López CastroCorreo-E: info@revistatara.com Canal Facebook Canal Twitter
 Mundo  España  Canarias  Gran Canaria  Tenerife  Lanzarote  Fuerteventura  La Palma  La Gomera  El Hierro
GRAN CANARIA | LAS PALMAS DE GC | OPINIÓN
Viernes, 5 de Marzo de 2021 a las 18:28 horas
El coloquio como elemento de comunicación
Canarias - Noticias -  Opinión - El coloquio como elemento de comunicación
Segismundo Uriarte
Segismundo Uriarte es maestro y técnico en Radiodifusión
El término coloquio es el que se utiliza para hacer referencia a un tipo de reunión o encuentro más o menos formal en el cual las personas que se reúnen, lo hacen para hablar o debatir sobre alguna temática específica, probablemente determinada con anterioridad. El coloquio puede ser también una exposición de una o más personas a un jurado o a un público también específico. La idea que prevalece en ambos casos es la de que las personas entonces reunidas tienen un tema, un tiempo y un objetivo determinados y seleccionados para realizar el debate o intercambio comunicativo.

A la hora de organizar un coloquio, hay que tener en cuenta que hay que abrirlo mediante las ideas que nos ofrezca el flujo de la mente, evitando que otros lo dirijan. No hay que impacientarse por la participación del público, hay que dar tiempo para que el mismo decida, no hay que encargar preguntas ni tampoco exigir al público que formule preguntas por escrito. Las preguntas hay que escucharlas con atención, cordialidad y respeto y antes de responder es conveniente confirmar la pregunta si existen dudas sobre su sentido y reflexionar un instante. Es conveniente vigilar el desarrollo del coloquio, como parte esencial del acto retórico y no utilizar, como conclusión del discurso, la apertura del mismo.

El orador u oradora debe ser paciente y tolerante; y evitará perder los papeles en virtud de implicaciones de tipo emocional, o a causa de posiciones frontales inoportunas. Nunca deberá reaccionar a la ofensiva ni a la defensiva. En consecuencia, resulta muy eficaz conocer los perfiles de las personas que generan situaciones de riesgo, en el coloquio. Esos perfiles pueden ser los siguientes: el desequilibrado, el orador frustrado, el ofensivo, el de la pregunta imposible.

A la hora de participar en un coloquio, conviene respetar las opiniones ajenas puesto que los participantes en un coloquio defenderán sus propias opiniones y refutarán las ajenas que no coincidan con aquéllas con hábiles razonamientos; sin elevar innecesariamente la intensidad de la voz y sin acudir a palabras torpes para suplir aquéllos. Hay que saberse escuchar los unos a los otros, evitando, así, interrumpir al que habla; y han de esperar el turno de palabra, para expresar libremente sus opiniones personales, aunque estén en desacuerdo con las que ya se hayan manifestado. Los desacuerdos entre los participantes de un coloquio deben manifestarse siempre dentro de los límites de una ejemplar corrección. 

Los participantes de un coloquio deben acudir al mismo con la información necesaria para poder hablar adecuadamente del tema que se debata; y, asimismo, han de ofrecer, en sus intervenciones, cuantas opiniones razonadas puedan servir, desde su particular punto de vista, para aclarar los aspectos fundamentales de dicho tema. De esta forma, y una vez contrastadas y valoradas las diferentes opiniones, se facilitará el proceso de asunción, por parte de todos los participantes, de aquellas que vengan avaladas por mejores razonamientos, aunque no coincidan con las propias. El buen sentido aconseja que los participantes en un coloquio planifiquen tanto sus posibles intervenciones como la forma en que van a defender sus personales puntos de vista.

Los participantes deben saber escuchar con la atención debida a quien esté hablando, sin interrumpirle; y, respetando el turno de palabra, intervendrán solo cuando les corresponda, en defensa de sus propias opiniones. En caso contrario, si todos hablan a la vez o manifiestan con gestos y cuchicheos su acuerdo o desacuerdo en relación con lo que acaban de oír, nadie entenderá nada; escuchando con atención los unos a los otros, se enteren de lo que cada cual piensa. Antonio Machado decía: “Para dialogar, preguntad primero; después... escuchar”. Por otra parte, las sucesivas intervenciones, una vez concedido por el moderador el turno de palabra, deberá venir justificado por lo que se haya oído con anterioridad, por tanto, tomarán en consideración cuanto hayan dicho los demás participantes en la reunión.

Con el fin de que el coloquio se desarrolle en la forma más adecuada, podría este ajustarse a un patrón que contemple una primera fase de presentación por parte de la persona que modere, que incluye un somero análisis de dicho tema, ajustado a un guión elaborado de antemano. Deberá haber también una formulación a los participantes de algunas preguntas para suscitar, a través de sus respuestas, las primeras intervenciones.

En una segunda fase deberá haber una defensa por cada uno de los participantes, de sus puntos de vista personales acerca de los aspectos más relevantes del tema objeto del coloquio; de tal manera que todas las opiniones de todos los miembros del grupo puedan manifestarse abiertamente. Una tercera fase servirá para el análisis y valoración, mediante un cordial contraste de pareceres de los distintos puntos de vista defendidos por los participantes; y elección de aquellos que estén avalados por los razonamientos más objetivos e irrefutables para, en su caso, poder ser asumidos por la totalidad de los miembros del grupo. Por último, la persona que modere es conveniente que haga un resumen de las principales ideas manifestadas; y una exposición, en su caso, de las conclusiones que se hayan alcanzado.

Envíenos su comentario (sujeto a moderación)
Autor:
Email *:
Comentario:
(*) El campo Email es opcional. Si lo introduce, podremos contactar con usted en caso necesario. Su dirección de Email no se publicará en ningún caso.

Estos comentarios reflejan la opinión de nuestros lectores. Revista TARA no se identifica necesariamente con el contenido de los mismos. La empresa editora se reserva el derecho a omitir aquellos comentarios que no se ajusten a la legislación española. Los comentarios sólo serán publicados después de ser supervisados.

Compartir
Twitter Imprimir
Facebook

Las noticias más comentadas
Canarias - Noticias - Protección Animal - La "hipocresía en grado superlativo" de la concejala de Protección Ani... La "hipocresía en grado superlativo" de la concejala de Protección Ani...
1 comentario

Canarias - Noticias - Deportes - El Cabildo  invierte 90 mil euros en el polideportivo Pedro Padilla  d... El Cabildo invierte 90 mil euros en el polideportivo Pedro Padilla d...
1 comentario

Canarias - Noticias - Playas - Las obras del sendero marítimo sur del Burrero en Ingenio, dan comienz... Las obras del sendero marítimo sur del Burrero en Ingenio, dan comienz...
1 comentario

Canarias - Noticias - Política - El Partido Popular de Telde solicita la dimisión del concejal Diego Oj... El Partido Popular de Telde solicita la dimisión del concejal Diego Oj...
1 comentario


info@revistatara.com
622 80 63 80 Canal Facebook Canal Twitter